Recetas

Albóndigas de berenjenas con coliflor gratinado

Albóndigas de berenjenas con coliflor gratinado

INGREDIENTES

Para las albóndigas 

1 berenjena 

½ T de queso rallado

½ T de pan rallado

1 clara de huevo

Ajo en polvo

Sal

Pimienta

Para la salsa

3 tomates

1 diente de ajo

2 cdas. de pure de tomates

Sal

Pimienta

Queso Mozzarella

ELABORACIÓN

Lavar las berenjenas y cortarlas en láminas (a lo largo).

Colocarlas en un bowl con sal gruesa y dejar reposar durante 30´para quitarles el sabor amargo. Luego de esos 30´las enjuagamos con abundante agua para quitarles la sal.

Colocar las berenjenas sobre servilletas de papel para secarlas. 

En una sartén con aceite de oliva dorar las láminas de berenjenas durante 1 minuto por cada lado.

Procesar las berenjenas con la sal, el queso rallado, el ajo en polvo y el pan rallado hasta obtener una mezcla homogénea de berenjena. Pasar la pasta a un bowl o recipiente y agregar la clara de huevo. Mezclar hasta integrar (cuesta un poco, hay que insistir). 

Para formar las albóndigas: mojar las manos y formar bolitas de aproximadamente del tamaño de una pelotita de ping pong. 

Rebozar las albóndigas en pan rallado (cubriéndolas todas)

Dorar en sartén con un poco de aceite, por todos lados. 

Cuando estén doradas por todos lados quitar las albondigas de la olla y reservar.

En la misma olla agregar un diente de ajo picado, el tomate pelado y picado, sal y pimienta y cocinar durante un rato. 

Cuando los tomates estén bien cocidos y cambien de color a un rojo intenso agregar dos o tres cucharadas de puré de tomate. 

Agregar las albondigas a la salsa y colocar fetas de queso mozzarella por encima.

Tapar la olla y esperar durante 5 minutos hasta que el queso esté bien derretido. 

Para el coliflor

1 Coliflor 

1 diente de ajo

2 cdas. de harina

¼ T de leche

1 trozo grande de queso fresco

3 cdas. de queso rallado

1 cda. de pan rallado

ELABORACIÓN

Poner el coliflor cortado en “arbolitos” en agua hirviendo. Dejar 8 minutos. Escurrir y reservar.

Picar el ajo y saltearlo en el aceite (cuidando que no se queme). Agregar el coliflor y saltear unos minutos.

Agregar la harina y remover con el fuego a medio (hasta que la harina se vea tostada o haya “desaparecido”, no tienen que quedar espacios con harina blanca) Aproximadamente dos minutos.

Agregar la leche y revolver. Una vez que esté con la consistencia que queremos, apagar el fuego (asegurarnos de que pase por lo menos 1´) 

Colocar el coliflor en una asadera para horno, esparcir la muzzarella, cortada en pedazos, por encima. Espolvorear con queso rallado y pan rallado (opcional)